TCS en bebés y niños

La Terapia Craneosacral es una terapia manual suave especialmente indicada en bebés y niños.

El proceso del parto puede llevar a restricciones que pueden durar toda la vida.

La evaluación y el tratamiento después del parto pueden minimizar o relajar esas restricciones.

La TCS puede ser efectiva para un amplio abanico de condiciones en los niños y adolescentes como:  cólicos del lactante, estreñimiento, pérdida del ciclo del sueño, tortícolis, déficit de atención, hiperactividad, dislexia, miedos y fobias, parálisis cerebral, problemas motores, posturales, ortodoncias, infecciones recurrentes.

Los bebés no tienen por qué presentar un problema de salud para recibir una sesión de TCS, ya que puede ayudar en el proceso de crecimiento.